Círculo Político
Sin categoría

Hospital Gea González salva crisis y emergencias en 75 años de servicio

Ángeles Cruz Martínez

 

Periódico La Jornada
Lunes 17 de octubre de 2022, p. 11

Al área de urgencias del hospital Gea González llegan personas con las causas más diversas: lesionados por accidentes en motocicleta, con fracturas, niños con fiebre y otros, como Luisa, quien estaba desorientada, gritaba y no permitía que le tomaran la temperatura ni la presión arterial.

Atendemos a todos, comentó uno de los dos médicos encargados de realizar la primera evaluación a los solicitantes de atención. Los emergencistas determinan si los pacientes requieren ser hospitalizados o si el malestar que presentan se puede solucionar con tratamiento ambulatorio, por ejemplo.

En otros casos, las personas pueden necesitar de un médico especialista y son derivados con uno, incluso en las mismas instalaciones.

Como en todos los hospitales públicos, el movimiento es constante en el área de urgencias, donde las personas esperan con paciencia su turno. Primero para que les tomen la temperatura, presión arterial y nivel de oxigenación, y luego para pasar con el médico.

La verdad ya estamos rebasados, reconoció uno de los galenos, y es cierto, mientras atienden a dos personas, en la sala de espera hay 20 o 30, depende del día y la hora.

A Isabel no le importa el tiempo que tenga que esperar, luego del recorrido que hizo por varios hospitales para que atendieran a su hijo. En ninguno tuvo éxito por que: no hay especialista, no hay cirujano, no funciona el equipo de rayos X. Su hijo sufrió un accidente de tránsito durante la madrugada, y su peregrinaje en nosocomios terminó alrededor de las 15 horas en el hospital Gea González.

El joven de unos 30 años trabaja como repartidor de comida, no tiene seguridad social y esta es la segunda vez que sufre un accidente en la motocicleta. En esta ocasión se cayó y se lesionó la cara. Creo que tiene fractura en la mandíbula, señaló su madre.

Mientras cuenta su experiencia a La Jornada, se escuchan los gritos de Luisa: “No, no, no… la maestra Cristina … te dije ayer … sí mi hijo… ya no hay duda… Santiago es mi esposo… ¿Quieren otra prueba de la presión?”

Así, mientras el resto de enfermos aguardan para ser atendidos, pues, reconocen, que el servicio el hospital que cumple 75 años es de lo mejor, aunque tengamos que esperar, comentó otra mujer con un malestar en uno de sus pies, que a simple vista estaba rojo e inflamado a tal grado que parecía del doble de su tamaño normal.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

luna perdida pudo dejar a Urano con su extrema inclinación

Circulo Político

Reflexiona escultora sobre la influencia de la tv en la infancia

Circulo Político

Hay 18 acciones legales por despojo y amenazas contra la Cuauhtémoc

Circulo Político
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más