Círculo Político
Sin categoría

Los dioses mayas visitan el Museo Metropolitano de Nueva York

David Brooks

Corresponsal

Periódico La Jornada
Miércoles 16 de noviembre de 2022, p. 3

Nueva York. Los dioses mayas del maíz, la lluvia, la noche, el día y algunas de sus manifestaciones humanas visitan la Gran Manzana en la magnífica y sabia exhibición sobre sus vidas, muertes y renacimientos, así como sus expresiones humanas, en el Museo Metropolitano de Nueva York a partir del próximo 21 de noviembre.

Las vidas de los dioses: la divinidad en el arte maya está conformada por casi 100 piezas, desde miniaturas a estelas y esculturas monumentales del periodo clásico entre 250 y 900 dC, en una de las muestras más importantes sobre el arte maya en Estados Unidos en una década.

La exposición contiene objetos que representan a los dioses en todas las etapas de su vida (nacimiento, juventud, envejecimiento y, en algunos casos, su renacimiento) e incluyen desde una representación miniatura del dios del maíz emergiendo de una flor hasta una estela de más de 4 metros de altura, un magno trono, platos con dibujos finos, piezas con imágenes como un cocodrilo que se transforma en árbol, otras que reflejan la guerra y el juego, entre algunas más que provienen de ciudades antiguas de México, Guatemala y Honduras.

Entre las novedades de esta exposición, explicaron los curadores a periodistas, y como resultado de los avances en descifrar la escritura jeroglífica maya, se han identificado los nombres de decenas de artistas del periodo Clásico y, por primera vez en una exhibición de estas dimensiones, los nombres de siete de estos artistas aparecen en las cédulas.

Al ser un museo de arte, nos pareció importante señalar la presencia de firmas y nombres de los artistas, explicó a La Jornada la doctora Laura Filloy Nadal, una de las curadoras. Creo que es la primera exposición donde la cédula cuenta con el nombre del artista maya y cuándo estuvo activo, de la misma manera que en la galería contigua aparece la firma de Rodin o Renoir.

La organización, explican los curadores, es por temas y sigue el curso de las vidas de los dioses y su lugar en el marco cosmológico. De esta manera, comienza con Creaciones. Según las inscripciones, el 11 de agosto de 3114 aC, antes de la existencia de las ciudades y la escritura, los dioses estaban dispuestos en orden y colocaban piedras en lugares mitológicos. Esta sección es seguida por Día y Noche, dedicadas a las relaciones entre los dioses del día y los de la noche –entre ellos el dios del sol K’inich, el dios Jaguar y la diosa de la Luna, identificada a veces como la esposa o madre del Sol. Gobernantes que se identificaban con el dios del Sol solían agregar el apellido de K’inich a sus nombres.

La sección Maíz incluye piezas sobre el ciclo de vida y renacimiento de este dios, quien también era el dios del cacao. Conocimiento se enfoca en la labor de los escribas representada en esa exhibición. La sección final es Dioses patronos, que incluye obras sobre reyes y reinas con sus atributos de dioses, algunas de las cuales son esculturas monumentales que representan los vínculos entre gobernantes y los dioses. Entre las piezas hay un dintel –el soporte horizontal de la parte superior de una puerta– hecho de madera de zapote, una de las pocas grandes obras en madera que han sobrevivido, sobre el cual está tallada una escena que celebra un triunfo de Tikal sobre su rival.

Foto

▲ Entre el casi centenar de obras que reúne la exposición Las vidas de los dioses: la divinidad en el arte maya del Museo Metropolitano de Arte, que se inaugurará el próximo 21 de noviembre, se encuentra el Silbato con el Dios del Maíz emergiendo de una flor, objeto de cerámica procedente de México que data del periodo Clásico Tardío (600–900 dC).Foto Ap

Platos para poner tamales

Oswaldo Chinchilla Mazariegos, profesor adjunto de antropología de la Universidad de Yale y uno de los curadores de esta exposición, comentó que en varias de las obras hay representaciones de seres humanos que a la vez son dioses. Al responder a una pregunta de un periodista sobre el propósito de un plato con dibujos extraordinarios, respondió que pues, se usaba como un plato para poner tamales, respuesta que subrayó el uso cotidiano de lo que se caracteriza como ejemplos de una alta cultura mundial.

Para subrayar que esta cultura sigue vibrando en la actualidad, la exposición ofrece un videodocumental que muestra La danza de las guacamayas y la vida cotidiana en el pueblo maya de Santa Cruz Verapaz, en Guatemala (https://www.youtube.com/watch?v=mo4dK_K_xMQ*).

En la entrada del museo también se instalaron grandes estelas como parte de la exhibición, una de las cuales representa a una de las mujeres más poderosas de las Américas, la reina IxWak Jalam Chan.

El director del Metropolitano, Max Hollein, comentó a periodistas que esta exposición expresa formas visuales del poder divino y, cómo lo divino, lo humano y el mundo natural están entrelazados”.

Todo el material relacionado con la exposición se puede encontrar en español en los sitios y redes del Metropolitano, incluyendo videos en K’iche y Pocomchi, incluso en una audioguía, todo diseñado para ofrecer este trabajo a audiencias de todo el mundo (https://www.metmuseum.org/exhibitions/listings/2022/gods-divinity-maya-art/resumen-de-la-exposicion).

Los curadores son Joanne Pillsbury, curadora de arte antiguo, y Laura Filloy, del Metropolitano, junto con Oswaldo Chinchilla. La iniciativa cuenta con el apoyo de varias fundaciones y de los gobiernos de México y Guatemala. La exposición estará en el Metropolitano hasta el 2 de abril de 2023.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Recuerdan en la Filah a Alfredo López Austin, sembrador de dudas

Circulo Político

Rechaza juez amparo para Rosario Robles; defensa apela y pasa a tribunal colegiado

Circulo Político

El aumento de la muerte de delfines en el mar Negro, efecto de la incursión rusa en Ucrania

Circulo Político
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más