Círculo Político
Sin categoría

La Jornada: México SA

Foto

▲ Germán Larrea, presidente del Grupo México (derecha), en una imagen de archivo, acompañado de Rolando Vega Saenz (de pie), integrante del consejo de administración de ese consorcio minero y también director de Seguros Atlas, así como de Federico Toussaint Elosúa, director del Grupo Lamosa.Foto Francisco Olvera

U

no de los métodos preferidos de Germán Larrea y su Grupo México es comprar funcionarios gubernamentales, práctica que al otrora empresario sin rostro le ha permitido obtener no sólo cientos de concesiones mineras y de agua, saquear a la nación, evadir su responsabilidad legal, mantenerse impune, convertirse en multimillonario marca Forbes y en un personaje de gran influencia política, sino contar con todo un ejército de servidores públicos, (y ex), muy útiles a la hora de lograr sus objetivos. Y como diría el clásico, en esto no ha dejado piedra sin labrar.

Lo anterior sale a colación, porque ayer el presidente López Obrador mostró su enojo por la decisión de un funcionario (ahora ex) que benefició a Larrea y que hoy, por medio del viejo truco de la puerta giratoria, está a su servicio. El mandatario lo dijo así: ayer hice un coraje de buen tamaño porque otorgaron unas concesiones de agua, ya en el gobierno nuestro, al principio, en Conagua, en Cananea, Sonora, y no sólo eso: el que otorgó la concesión se fue a trabajar a la empresa a la que se le otorgó (Grupo México).

No reveló el nombre del involucrado, pero horas después la Comisión Nacional del Agua (Conagua) lo hizo: con relación a la prórroga de la concesión a la empresa Buenavista del Cobre, de Grupo México, el servidor público que se encontraba como responsable de la Subdirección General Técnica (de la institución federal) era Víctor Hugo Alcocer Yamanaka, quien se sabe actualmente trabaja en Grupo México. El área responsable de autorizar la prórroga fue la Subdirección General de Administración del Agua, a cargo entonces de Jorge Eugenio Barrios Ordóñez. Ambos, con el indeleble sello de Larrea.

En septiembre de 2020 López Obrador anunció que en la Conagua “habrá una limpia, porque está tomada por el Partido Acción Nacional … Los cambios se aplicarán a nivel federal y luego en distintas entidades, como Sonora, y en la región de La Laguna”. Y se procedió en tal sentido: echaron a varios directivos, entre ellos el citado Alcocer Yamanaka, pero el daño ya estaba hecho. Y, sí, en esa Comisión los panistas hicieron un enorme negocio con las concesiones (Larrea, como principal beneficiario), pero resulta que el enemigo estaba en casa y ahora al servicio del magnate Forbes, principal beneficiario de las concesiones de la Comisión Nacional del Agua, todas para su imperio minero.

Obvio es que Alcocer Yamanaka no es el único; de hecho, sólo es uno de tantos. En este espacio se ha comentado que a lo largo de los años se ha documentado cómo ex presidentes de la República (Ernesto Zedillo y Borolas), ex secretarios de despacho (José Andrés de Oteyza, Pedro Aspe, Carlos Ruiz Sacristán, Francisco Gil Díaz, por citar sólo unos cuantos), ex subsecretarios (de Relaciones Exteriores, como Juan Rebolledo Gout, también secretario particular de Carlos Salinas cuando despachaba en Los Pinos; también fue vicepresidente de Relaciones Internacionales de Grupo México), ex directores generales de paraestatales) sobre todo de Pemex) y demás mandos medios y superiores han sido contratados por y están al servicio de los grandes corporativos privados nacionales y trasnacionales que de México, y con el apoyo –coima de por medio– y los amigos necesarios, han hecho su paraíso, y todos ellos, en funciones, procedieron en igual sentido. Grupo México encabeza la lista de concesiones de agua (y las de minería) y detrás de él aparecen otros corporativos del sector (como los de Carlos Slim, la familia Bailleres y Alonso Ancira, quien también cuentan con ex servidores públicos a su servicio).

La Jornada (Angélica Enciso) documentó que en México 3 mil 304 empresas, personas físicas y asociaciones civiles de distintas actividades productivas tienen la concesión de 13 mil 208 millones de metros cúbicos al año, lo cual equivale a 22.3 por ciento de toda el agua concesionada, y la mayoría la extrae de acuíferos sobrexplotados. Es decir, sólo uno por ciento de los usuarios usufructúa una quinta parte del líquido del país (mineras, cerveceras, acereras, agroindustrias, papeleras, automotrices, embotelladoras, instituciones bancarias –como BBVA y Banco Azteca). Por cierto, Kimberly-Clark, del papá de Claudito X., aparece entre las más beneficiadas.

Las rebanadas del pastel

La inflación retrocede milímetros, pero el Banco de México aumenta metros a la tasa de interés (ahora en 10 por ciento); la factura la pagan millones de usuarios de la banca privada que ya no sienten lo duro, sino lo tupido.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

En nuestros conciertos hay una especie de dialéctica entre universos sonoros distintos

Circulo Político

La Jornada: El Correo Ilustrado

Circulo Político

La Jornada: Muerte de Ariadna fue por intoxicación etílica: fiscalía de Morelos

Circulo Político
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más